Impotencia psicológica ¿es posible el tratamiento

¡Suficiente para comer Viagra y sus análogos dañinos! En la medicina moderna, hay muchas píldoras para restaurar la potencia masculina, pero todas tienen al menos uno de los siguientes efectos secundarios:

  • causar un fuerte aumento de la presión arterial;
  • absolutamente incompatible con alcohol y alimentos grasos;
  • causa "síndrome de abstinencia" y otros efectos desagradables, ¡y en algunos casos causa un daño irreparable a su salud!

Si desea lograr una erección rápida y fuerte, use cápsulas seguras: Adamour o Amarok.

Amarok Adamour

Este es un enfoque completamente nuevo para resolver un problema tan delicado como una "erección fuerte". La composición de estas preparaciones incluye extractos de plantas, lo que significa que los ingredientes de las cápsulas. Adamour o Amarok No contienen ningún compuesto químico. Las revisiones de hombres que experimentaron los efectos de estas cápsulas en sí mismos confirman la alta efectividad de estos medicamentos e incluso la presencia del efecto terapéutico de la impotencia en las últimas etapas de la "debilidad sexual".

Les insto a leer información detallada sobre las drogas modernas. Adamour, Amarok, publicado en los sitios web oficiales de los fabricantes, ¡y cuénteles esto a las personas que todavía usan píldoras sintéticas para una "llamada rápida de erección"!

Thomas Schmidt, andrólogo.

Sobre la enfermedad masculina

La primera mención de los trastornos sexuales en los hombres se encuentra en los mitos y leyendas más antiguos. El antiguo médico griego Hipócrates describió la impotencia psicológica como la forma y el resultado de una preocupación excesiva por los deberes masculinos en ausencia de atención femenina.

Sin lugar a dudas, el factor mental juega un papel importante en el desarrollo de la disfunción eréctil, lo que lleva a disfunciones sexuales persistentes y prolongadas.

Según los conceptos médicos modernos, la disfunción eréctil se considera la incapacidad de lograr o mantener una erección adecuada del pene, por lo que se considera imposible una relación sexual plena y armoniosa.

La información sobre los trastornos sexuales en los hombres tuvo lugar incluso en las leyendas y mitos más antiguos. El antiguo médico griego Hipócrates describió la impotencia psicológica como una forma y resultado de una atención excesiva a sus deberes masculinos, en el contexto de una falta de atención femenina normal.

Por supuesto, el factor psicológico juega un papel importante en el desarrollo de una afección como la disfunción eréctil, ya que conduce a disfunciones sexuales persistentes y prolongadas.

Debe saber que solo el tratamiento integral oportuno con el uso obligatorio de métodos de psicoterapia puede volver rápidamente al estado psicológico normal y restaurar completamente la actividad sexual.

Principios de tratamiento

La impotencia psicológica puede ocurrir por varias razones. La razón más común es la insatisfacción de un hombre, por ejemplo, con la intimidad con una mujer: puede no estar satisfecho con algo, avergonzado, molesto.

Algo cercano puede ser incómodo, por ejemplo, si un hombre espera constantemente a alguien que está a punto de entrar en la habitación.

La posición inconveniente en el sexo también puede provocar impotencia psicológica. Incluso la aparición de un representante del sexo débil o un olor desagradable para un hombre puede convertirse en una causa de impotencia mental. Hay casos frecuentes cuando se desarrolla una disfunción en un hombre en contacto con una pareja en particular, pero con todos los demás, la vida sexual se desarrolla normalmente y sin problemas.

En el primer caso, el hombre está en constante búsqueda de algo nuevo, nuevas sensaciones, pero en el segundo caso, este nuevo lo asusta, porque está acostumbrado a un solo cuerpo:

  • estructura
  • anatomía femenina
  • el olor de una mujer;
  • toque

Muy a menudo, la disfunción eréctil psicológica se produce debido a omisiones, disputas y escándalos. Las razones pueden atribuirse a la divergencia de los deseos en un sentido sexual, cuando un hombre y una mujer prefieren diferentes direcciones sexuales, como diferentes poses y el ritmo del sexo. Un hombre puede tener miedo de convertirse en padre, y el temor de que una pareja pueda quedar embarazada también puede conducir a la impotencia mental. Incluso usar un condón durante las relaciones sexuales puede ser estresante y provocar impotencia psicológica.

La impotencia mental puede desarrollarse durante la primera relación sexual con una mujer, debido al hecho de que un hombre tiene un miedo elemental a no causar una buena impresión en su pareja. Otra razón por la que puede ocurrir impotencia psicológica es la baja autoestima del hombre, así como su baja atracción por el sexo femenino.

Puede suceder que un hombre no decida sobre la orientación y con quién se siente atraído sexualmente, lo que, a su vez, también puede conducir a la enfermedad. Esta razón es provocada por la perversión sexual o el trauma psicológico de naturaleza sexual, sufrido en la primera infancia.

Con impotencia, la normalización de la vida es necesaria en primer lugar. Es posible deshacerse de la disfunción eréctil siempre que se eliminen todos los factores que afectan negativamente el proceso de excitación. Dado que el hecho de un problema en la vida sexual tiene un fuerte efecto estresante, la psicoterapia ayudará a superar los miedos y curar los trastornos psicológicos.

Antes de decidir cómo deshacerse de los trastornos resultantes, un hombre necesita evaluar adecuadamente su condición. Combatir la enfermedad es mucho más fácil si llevas a cabo una introspección y te tomas unos días para estar tranquilo y en paz. Mucho depende de cuánto esté listo un hombre para comprenderse a sí mismo y tener nuevamente una vida plena.

El tratamiento psicológico de un hombre depende de la mujer que vive con él. Una apariencia ordenada, un olor agradable a piel, lencería erótica: contribuyen a la recuperación y pueden curar muchos trastornos masculinos. La paciencia y la comprensión de una mujer definitivamente ayudarán a ponerse en forma más rápido. Estos métodos simples no son efectivos para todos los hombres, de lo contrario el tratamiento de la impotencia psicológica no funcionará sin farmacoterapia, a veces es capaz de curar incluso en situaciones desesperadas.

La impotencia psicológica puede ser la causa de la neurosis, por lo que al comienzo del tratamiento, el médico puede recetar sedantes (los llamados tranquilizantes). Son capaces de aliviar el estrés excesivo, el miedo y la irritabilidad, los principales patógenos de la disfunción sexual masculina. La impotencia psicógena se está tratando actualmente con inhibidores de PDE-5, se usan para trastornos vasculares, ya que estos medicamentos proporcionan un flujo sanguíneo fuerte. ¿Viagra ayuda a aumentar la potencia? Sí, solo con estimulación y atracción, además, tiene un efecto a corto plazo.

Información detallada sobre cómo tratar la impotencia psicológica y qué medicamentos son mejor utilizados por un especialista experimentado. La automedicación puede no ser segura de por vida.

Puede averiguar cómo tratar la disfunción eréctil después de contactar a un especialista en este campo: un psicoterapeuta. A través de la comunicación con un médico, uno puede detectar muchos trastornos que están ocultos en el subconsciente y ocultos durante varios años. El objetivo principal al que se adhiere la psicoterapia es ayudar a un hombre en la lucha contra el miedo al fracaso sexual, por lo tanto, este tema debe discutirse con un psicoterapeuta junto con una pareja habitual.

La impotencia psicológica es tratable cuando se usa:

  • inyección intracavernosa;
  • método de constricción de vacío;
  • medicamentos que pueden aumentar la potencia (recetados para usar una vez o en un curso pequeño).

Impotente emocional: este diagnóstico no es una oración para un hombre, si consulta a un médico de manera oportuna, quien le recetará varias sesiones de psicoterapia. La impotencia psicológica es una molestia temporal, que se elimina fácilmente si su tratamiento se confía a un profesional.

Un hombre debe comprender que la terapia compleja puede devolverlo a una vida sexual completa. La disfunción eréctil psicógena sin duda afecta el estado psicológico de cada hombre, pero su tratamiento es bastante posible en la actualidad. Además del médico que supervisará el proceso de tratamiento, la pareja también participa en la recuperación del hombre.

Mire un video sobre la impotencia psicológica y el tratamiento.

Antes de decidir cómo deshacerse de la impotencia psicológica, un hombre debe primero percibir adecuadamente su condición. Dado que el hecho del fracaso sexual tiene un poderoso efecto estresante, la psicoterapia es el tratamiento líder para la impotencia psicógena. Antes de tratar la impotencia psicológica, es necesario excluir los factores que afectan negativamente la erección, normalizan el estilo de vida y la actividad sexual.

El objetivo principal que persigue la psicoterapia es ayudar a un hombre a superar su miedo al fracaso sexual, por lo tanto, se recomienda que una conversación con un psicoterapeuta se lleve a cabo con una pareja. Dado que la impotencia psicológica a menudo conduce a una neurosis aguda, se prescriben sedantes (tranquilizantes) en la primera etapa del tratamiento.

Si la disfunción eréctil es una manifestación de depresión endógena o patológica, en tales casos se prescriben antidepresivos y ansiolíticos. Para aliviar el estrés, también se pueden recetar agentes tónicos y restauradores.

En general, con la forma psicógena de la disfunción eréctil, cualquier terapia dirigida a lograr una erección es efectiva. El tratamiento de la impotencia psicológica también incluye: inyección de terapia de prostaglandina intracavernosa, presión negativa local (método de constricción de vacío). Para superar la barrera psicológica una vez (o en cursos pequeños) se pueden usar medicamentos que aumentan brevemente la potencia, que a menudo restauran instantáneamente la disfunción sexual. Dado que la sola vista de un pene erecto infunde confianza en un hombre y tiene directamente un poderoso efecto terapéutico.

Debe recordarse que solo el tratamiento complejo, que necesariamente incluye métodos de psicoterapia, puede ayudar a normalizar el estado psicológico y restablecer la actividad sexual completa.

¿Cómo ayudar a un hombre a superar sus miedos e inseguridades? El tratamiento de la impotencia psicológica se basa en la asistencia psicológica, ya que las causas de esta dolencia se encuentran en el aspecto psicoemocional, entonces es necesario tratar esta afección utilizando métodos psicoterapéuticos. La impotencia psicológica no se trata con medicamentos.

El primer paso es eliminar las causas que aumentan la impotencia sexual, establecer contactos sexuales regulares, cambiar el estilo de vida, eliminar el estrés.

¿Cómo deshacerse de la impotencia psicológica provocada por condiciones estresantes? Si tiene sus raíces en la depresión severa, se pueden recetar antidepresivos y ansiolíticos, con tónico de estrés severo y se pueden recomendar medicamentos restauradores. Muy a menudo, los psicoterapeutas recetan Udenafil, Tadalafil, Vardenafil, etc.

Lectura recomendada  Ginseng para hombres

Estas drogas deben tomarse hasta que el estado psicoemocional se restablezca por completo. Los medicamentos son bastante fuertes y tienen muchas contraindicaciones, por lo que solo pueden ser recetados por un especialista. Además, la dosificación diferirá según la gravedad de la patología y procederá de las características individuales del paciente.

Neurosis fóbica: ¿la causa o el efecto de la impotencia?

En la mayoría de los casos, la impotencia psicógena se debe al mecanismo central de supresión de la erección. Las principales condiciones que conducen al desarrollo de la disfunción eréctil son: neurosis, características situacionales y dependencia de sustancias psicotrópicas. Como el principal factor predisponente en la aparición de impotencia, se considera la neurosis, que puede causar no solo disfunción funcional, sino también orgánica.

El miedo al contacto sexual con una mujer forma una enfermedad inexistente en un hombre, suprime su estado psicológico y cierra el círculo vicioso en el desarrollo de la neurosis, que ya no actúa como causa, sino como resultado de una fobia inventada. Una vez que ha fallado, un hombre fija dolorosamente su atención en esto, por lo que pierde la confianza en sí mismo, creyendo erróneamente que estas fallas lo perseguirán constantemente. Se observan violaciones especialmente graves durante el primer contacto sexual fallido de un joven.

Los trastornos mentales a esta edad pueden conducir a una mayor incapacidad para mantener una erección hasta el final de las relaciones sexuales y a la aparición de la eyaculación precoz. En general, así es como sucede, los actos sexuales posteriores no tienen éxito, sin embargo, esto no ocurre debido a un defecto en la función sexual de un hombre, sino que es consecuencia de una fijación elemental en un solo caso. Así es como se desarrollan el nerviosismo y la irritabilidad, lo que lleva a un trastorno persistente de potencia.

En la mayoría de los casos, la aparición de impotencia psicógena está particularmente influenciada por el mecanismo central de supresión de la erección. Las principales condiciones que implican el desarrollo de la disfunción eréctil, por ejemplo: dependencia de drogas psicotrópicas, neurosis, así como características situacionales. Es la neurosis la que debe considerarse como el principal factor predisponente para el desarrollo de la impotencia del factor, ya que puede servir como la razón para el desarrollo no solo de un tipo funcional de disfunción eréctil sino también orgánica.

Si existe el temor de tener relaciones sexuales con una mujer, un hombre desarrolla una enfermedad inicialmente inexistente, suprime su estado psicológico, cerrando así el círculo en la aparición de neurosis, que ya aparece como resultado de una fobia inventada, y no su causa.

La presencia de una falla sexual crea un fenómeno doloroso, la fijación constante de la atención, en relación con esto, un hombre desarrolla dudas, cree erróneamente que tal falla lo perseguirá cada vez. Especialmente a menudo, tales violaciones graves se observan en hombres jóvenes en el contexto del primer contacto sexual fallido.

Tales trastornos mentales a una edad tan temprana pueden conducir a la incapacidad de mantener una erección hasta el final de las relaciones sexuales, así como a la eyaculación precoz. Muy a menudo esto sucede, los siguientes actos sexuales no tienen éxito, sin embargo, esto no es el resultado de defectos en la función sexual de un hombre, sino una consecuencia de la fijación habitual en un caso aislado.

Es precisamente sobre estos principios que surgen el nerviosismo y la irritabilidad, lo que implica una violación más persistente de la potencia.

Los principales síntomas de impotencia psicológica.

Se sabe que la psico-impotencia caracteriza el estado espiritual de un hombre. Las emociones como los celos, la vergüenza, la indecisión, el odio, la timidez, la preocupación, la ira, el miedo y el miedo al pánico de ser sexualmente insípidos están asociados con él. Es la última posición la principal causa de disfunción eréctil.

La impotencia psicológica se desarrolla en hombres que se exigen demasiado a sí mismos, comparando su actividad sexual con un indicador cuantitativo (el número de actos sexuales por semana, día). Tal actitud de confianza en sí mismo genera incertidumbre y nerviosismo, lo que, sin duda, algún día conducirá al fracaso, cuya repetición solo reforzará la confianza en la existencia de un problema ficticio.

Un factor frecuente que impide las relaciones sexuales normales es el estrés emocional causado por los complejos y la baja autoestima de los hombres. Entonces, la impotencia mental es una consecuencia de la insatisfacción con la apariencia de uno: peso, tipo de cuerpo, características estructurales individuales de los órganos genitales (longitud y grosor del pene durante una erección), cicatrices en el cuerpo y en el área genital.

Muchos saben que la impotencia mental es el estado espiritual de un hombre. Con ella se asocian emociones como el odio, los celos, la indecisión, la vergüenza, el miedo, la timidez, la preocupación, la ira y el miedo al pánico de manifestar su bancarrota en la esfera sexual. Es tal impotencia que ocupa una posición líder de trastornos en el área genital.

La impotencia psicológica puede ocurrir en aquellos hombres que consideran necesario exigirse excesivamente, es decir, comparan su actividad sexual con indicadores cuantitativos (el número de relaciones por semana o día). Tal actitud hacia su cuerpo conduce a la incertidumbre y al nerviosismo, y este es un camino directo al fracaso futuro, que puede volver a ocurrir, lo que solo fortalece la confianza en la presencia de una enfermedad ficticia.

Un factor frecuente que previene las relaciones sexuales normales es la presencia de estrés emocional, que es causado por la baja autoestima y los complejos.

En tales casos, la impotencia mental es consecuencia de la insatisfacción en su apariencia: tipo de cuerpo, peso, características individuales en la estructura de los órganos genitales (grosor y longitud del pene durante una erección), la presencia de cicatrices en el cuerpo y los genitales. Otra causa de estrés emocional es la idealización patológica de la imagen de una pareja: un hombre puede estar seguro de que no es digno de esa mujer, a este respecto, trata constantemente de demostrarle sus habilidades sexuales y, como resultado, falla.

La impotencia de la génesis psicológica es bastante capaz de surgir de manera espontánea e inesperadamente un abismo. La peculiaridad es que los síntomas ocurren en el momento más crucial, como dicen los hombres.

Los motivos se pueden dividir en tres categorías:

  • Razones psicológicas: baja autoestima, disminución del deseo sexual, problemas con la autoidentificación de una orientación sexual, estrés, depresión.
  • Causas psicosociales: mala adaptación en la sociedad, desprecio o rechazo de una pareja. Incluso una educación estricta con énfasis en las prohibiciones en el desarrollo sexual puede afectar negativamente la función eréctil.
  • Causas neurológicas: todo tipo de fobias, síndrome de expectativa de fracaso, miedo a no coincidir con una pareja, miedo a enfermedades de transmisión sexual y embarazo no deseado, neurosis de vejez e incompatibilidad sexual, situaciones extremas (sexo en un ascensor, en un automóvil, en el último cine y otros lugares incómodos).

A una edad temprana, cuando un hombre joven aún no tiene experiencia sexual, la DE psicológica es un fenómeno bastante frecuente y bastante comprensible. Con el tiempo, este estado seguramente pasará, a menos que, por supuesto, el joven se encuentre con una mujer ignorante que pueda disuadirlo de una mayor comprensión de su vida sexual.

Cuando un joven escucha las relaciones amorosas de los camaradas mayores, a quienes a menudo les gusta embellecer sus habilidades sexuales, se dibuja en su cabeza que en la primera cita íntima un hombre debería ser un "macho alfa". De hecho, todo parece mucho más prosaico, y la primera experiencia sexual a menudo termina en fracaso.

Los síntomas característicos de la impotencia sexual psicológica son:

  1. La presencia de una erección matutina. Además, la erección espontánea tampoco desaparece. Es este síntoma el que confirma que la impotencia sexual tiene una génesis psicológica. Si se produce impotencia debido a alteraciones en el funcionamiento de cualquier órgano, entonces no hay erecciones espontáneas.
  2. La ausencia de una manifestación física de excitación, es decir, una disminución de la libido, la intimidad con una mujer ya no tienta.
  3. La potencia inestable o su disminución directamente durante las relaciones sexuales, esto se puede curar.

¿Cómo deshacerse de la impotencia psicológica? Lo más importante es no entrar en pánico y calmarse. No debe considerarse impotente, porque el poder de la autohipnosis a menudo juega un papel fatal, especialmente sin la ayuda de un psicólogo en un entorno hogareño.

Es imprescindible ver a un médico para excluir las razones fisiológicas de la falta de una erección, y entender de qué deshacerse y qué ganar. Es recomendable visitar inicialmente a un urólogo y andrólogo. Si los médicos han confirmado que la ausencia de un elevador tiene una génesis psicológica, debe consultar a un terapeuta sexual y psicoterapeuta.

Un especialista que utilice un análisis de los datos de la vida sexual del paciente descubrirá qué tan repentino fue el inicio del trastorno. El tratamiento, o más bien la psicocorrección del trastorno, depende de estos datos.

Los médicos dicen que las causas más comunes de DE psicológica son problemas domésticos, disputas y escándalos.

Se asigna un papel importante, curiosamente, al trabajo. Si una carrera sufre, entonces la potencia también cae. Los hombres son reservados, no confían en los psicólogos, no quieren difundir sobre la vida íntima, especialmente sobre sus fracasos.

Los psicólogos dicen que la tasa de curación de la DE psicológica tiende al 100%. Y cuanto antes gire, más fácil será tratar esta afección.

Un hombre puede resolver algunos problemas por sí mismo. Por ejemplo, si no funciona en el trabajo anterior, encuentra uno nuevo y todo se normaliza. Pero, desafortunadamente, la autocuración es la excepción más que la regla.

Cada persona es individual y reacciona de manera diferente a ciertas circunstancias. Es por eso que ambos sexólogos y psicoterapeutas consideran este tipo de patología para identificar un diagnóstico más preciso. ¿Qué factores conducen a esta condición?

  • El aspecto psicológico. Esto incluye el deseo de sexo atípico, del cual un hombre no se permite hablar, baja autoestima, bisexualidad (falta de comprensión de su orientación), etc.
  • Aspecto psicosocial. En este caso, la razón es la educación antisexual por parte de la sociedad, los padres, la falta de experiencia (sexual), la destrucción de la familia durante el período de crecimiento (en los adolescentes);
  • Disfunción eréctil neurogénica. Este tipo de impotencia incluye estrés constante, nerviosismo, depresión periódica y prolongada, sensación de miedo, confusión, ira, etc.
Lectura recomendada  Cómo aumentar la duración del elevador

Estas son las causas más comunes que forman la impotencia psicógena. Y ahora consideraremos las mismas razones con más detalle para revelar completamente la esencia de tal estado.

  • Relaciones sexuales sin éxito. Cabe señalar de inmediato que los chicos jóvenes deben seleccionar cuidadosamente la primera pareja para que no tengan desviaciones sexuales psicológicas en el futuro. La primera mala experiencia puede afectar negativamente la salud psicoemocional de una persona. Antes del próximo acto, el "sexo fallido" casi siempre aparece antes de las alcantarillas, lo que arruina la vida humana de hoy. La mayoría de los hombres sufren dolorosamente las críticas del primer compañero;
  • El ritmo nervioso de la vida. El estrés constante en el trabajo, un mal ambiente en la casa, incluso irritabilidad sin causa, la ira conducen a una disminución de la fuerza sexual. Durante mucho tiempo se ha revelado una estrecha relación entre el sistema nervioso central y la función reproductiva, por lo que cualquier neurosis se refleja claramente en la capacidad sexual de los hombres.
  • Depresión Este es un punto separado en la psicoimpresión, ya que en este estado la apatía se desarrolla no solo para el mundo que nos rodea, sino también para las mujeres, que a su vez suprime el poder masculino en el plano físico;
  • Mal compañero. No importa si es una niña o una esposa. Si una mujer no muestra interés en el principio masculino, lo experimenta agudamente en un nivel subconsciente, lo que lleva a la impotencia y la apatía de su compañero;
  • Sexo promiscuo En este caso, la culpa son las múltiples relaciones con varias mujeres. En el futuro, los hombres experimentarán "saciedad psicológica". A partir de esto, existe el deseo de un tipo de sexo no estándar, atípico y poco común. En consecuencia, el hombre desaparece por completo el deseo de tener sexo tradicional ordinario, lo que conduce a la disfunción eréctil;
  • No hay suficiente sexo. Cualquier abstinencia (a largo plazo) o falta de sexo de una pareja conduce a un trauma psicológico. Es difícil para los hombres darse cuenta de que no están interesados ​​en el sexo femenino como un "hombre". Desde aquí fluyen complejos e insatisfacción;
  • "Hipocondria". Hay una categoría de hombres que temen contraer algún tipo de “infección sexual”, es decir, una infección. Este tipo de miedo conduce a una disminución del deseo sexual para las mujeres, lo que causa impotencia.

Aquí se describen las causas más obvias y comunes de la disfunción eréctil masculina. De hecho, los sexólogos señalan que el "enganche íntimo" psicológico se encuentra en casi todos los hombres. Alguien puede sobrevivir y curar esta afección de forma independiente, y alguien necesita ayuda psicológica, gracias a lo cual puede restaurar su potencial masculino. ¿Cómo se pueden reconocer los signos de la disfunción eréctil psicógena?

síntomas

Los síntomas de impotencia psicológica se manifiestan en la ausencia total de una erección o en su desaparición aguda. Por lo general, este problema con una erección se desarrolla cuando un hombre comienza a experimentar un gran trastorno emocional. La pareja está preocupada, lo que lleva a problemas en la cama. En el caso de la impotencia psicológica, un hombre no sale a fingir que todo está en orden con él, y esta desviación no desaparece por sí sola. Busque urgentemente la ayuda de un profesional en este campo.

Todos estos medicamentos están destinados a desarrollar una erección en respuesta a la estimulación. Gracias a estas drogas, un hombre normalmente puede tener relaciones sexuales. Tan pronto como un hombre experimenta la desaparición, vuelve a ganar confianza y fuerza masculina, y la impotencia ya no se parece a sí mismo, entonces esas píldoras se pueden cancelar. Es importante comprender que la participación femenina desempeña casi el papel principal en el tratamiento de la impotencia psicológica.

Es muy importante que la mujer brinde apoyo al hombre y que durante todo el tratamiento esté cerca. Solo mediante esfuerzos comunes se puede superar esta enfermedad. Cuando un hombre ve participación, confianza y calidez por parte de un ser querido, entonces los problemas psicológicos desaparecerán naturalmente. Además, en el tratamiento de la impotencia psicológica, debe abandonar los malos hábitos, el tabaquismo y el alcohol.

También se recomienda normalizar el régimen del día, tratar de evitar situaciones estresantes, tomar vitaminas y nutrientes, cambiar el menú a uno saludable. Trate de establecer una relación de confianza con un ser querido, hable más sobre los aspectos sexuales de la vida, hable sobre lo que no le conviene y lo que nos gustaría cambiar. Solo la confianza y el deseo de cambiar la situación resolverán el problema en la vida sexual.

Los síntomas y signos de impotencia psicológica son de 2 tipos:

  • disfunción eréctil absoluta: no se produce una erección en absoluto;
  • parcial: una erección no dura mucho y el hombre no logra entrar en la intimidad.

La ausencia total de una erección es poco frecuente, pero con las formas más severas de impotencia psicológica en un hombre, por razones desconocidas para él, las relaciones sexuales no pueden realizarse.

Hay casos en que un hombre no experimenta ningún problema con su pareja constante, y en relación con otras mujeres tiene impotencia psicológica. Se acostumbra al cuerpo de su mujer y confía completamente en ella, pero de otras mujeres espera un truco sucio y teme una intimidad con ellas.

Los síntomas de impotencia psicológica son similares a los signos de impotencia causados ​​por causas fisiológicas. Estos incluyen:

  • eyaculación rápida, que ocurre en algunos casos antes del inicio de las relaciones sexuales;
  • una completa falta de orgasmo o una disminución en su intensidad;
  • opresión de la libido, es decir, la desaparición del deseo sexual.

A diferencia de la impotencia fisiológica, que generalmente se desarrolla durante un largo período de tiempo, la impotencia psicológica se manifiesta espontáneamente e inesperadamente para un hombre. A menudo, la disfunción eréctil de la génesis psicológica está precedida por un estrés severo o una falla en la cama, que afecta la autoestima de los hombres.

Los siguientes síntomas son característicos de tal condición:

  • Apatía hacia el sexo femenino (pérdida de atracción, miedo al sexo justo);
  • Disminución de la libido. Un hombre no siente pérdida por el hecho de que no tiene relaciones sexuales;
  • Erección débil;
  • La disfunción eréctil ocurre en períodos, pero se retrasa por mucho tiempo.

Todos estos signos señalan el comienzo de la impotencia psicológica. ¿Cómo ayudar a un hombre en este difícil asunto?

¿Qué hacer?

Las fallas sistemáticas (3 o más veces), así como los síntomas alarmantes enumerados, son una ocasión para hacer una cita con un andrólogo o urólogo.

No se automedique, busque información en Internet ni pida consejo a sus amigos sobre cómo deshacerse de la impotencia psicológica. La medicina moderna ofrece un enfoque integral para el tratamiento de la impotencia psicógena.

Inicialmente, el médico prescribe una serie de exámenes para excluir o confirmar las causas orgánicas de la enfermedad. Durante la recopilación de una anamnesis, se revela el componente psicológico de la condición patológica. Si el paciente no tiene causas anatómicas u hormonales específicas de disfunción eréctil, se prescribe una consulta con un psicoterapeuta o psiquiatra.

Corrección de estilo de vida necesaria:

  • cambio de trabajo o al menos la necesidad de unas vacaciones extraordinarias;
  • racionalización de la vida sexual: debe elegir una novia normal o reducir la cantidad de contactos para personas con relaciones promiscuas. Los hombres que están acostumbrados a la abstinencia por alguna razón, por el contrario, deben tener relaciones sexuales regulares;
  • conversación con un compañero sobre precauciones adicionales, sobre los problemas de la pareja. Inicialmente, puede hablar por su cuenta y luego en una cita con un especialista;
  • corrección del régimen del día: un aumento en la cantidad de horas de descanso, incluido el sueño, caminar al aire libre;
  • actividad física moderada: contribuye a la síntesis de endorfinas (hormonas de la felicidad), alivia el estrés.

El apoyo farmacológico consiste en la designación de sedantes, fármacos restauradores, agentes que estimulan una erección. El medicamento sedante más comúnmente recetado es el tipo homeopático Novopassit. Los medicamentos antidepresivos se prescriben para pacientes deprimidos.

Entre los agentes que afectan la potencia, Viagra, Sildenafil, Cialis son populares.

En caso de falta de testosterona, el urólogo prescribe un curso de medicamentos que contienen andrógenos, por ejemplo, Omnandren. La terapia de sustitución puede restaurar una erección hasta que sus propias hormonas comiencen a sintetizarse.

La pérdida de peso y la normalización ayudan a mejorar la autoestima y la corrección psicógena de la disfunción eréctil con un tratamiento complejo.

La etapa principal de la terapia tiene lugar en el consultorio de un psiquiatra o psicoanalista. Solo un especialista experimentado puede identificar el problema y resolverlo. Los mejores resultados de tratamiento se logran cuando una pareja asiste a las sesiones.

El comportamiento de la pareja y su actitud ante los fracasos del hombre es extremadamente importante en el tratamiento de la impotencia psicológica. El apoyo oportuno y la comprensión de la fisiología y la psicología de la pareja ayudan a evitar muchos problemas.

¿Fallaste? A juzgar por el hecho de que estás leyendo este artículo, la victoria no está de tu lado.

Y, por supuesto, sabes de primera mano que el trastorno de potencia es:

  • Baja autoestima
  • Las mujeres recuerdan todos tus fracasos, cuéntales a tus amigos y a tus amigos
  • Enfermedad de la próstata
  • El desarrollo de depresión que afecta negativamente su salud.

¿Se puede tolerar esto? ¿Recuerdas ese sentimiento cuando miras a una mujer desnuda y no puedes hacer nada? Suficiente: ¡es hora de deshacerse de los problemas de potencia, de una vez por todas!

Estudiamos una gran cantidad de materiales y lo más importante probamos en la práctica la mayoría de los remedios de potencia. Entonces, resultó que una preparación de trabajo del 100% sin efectos secundarios es

Este medicamento consta de ingredientes naturales que eliminan por completo la química.

Shahinclub España